Empastes

El empaste dental se realiza mediante la técnica de la obturación. En odontología esta es una de las técnicas más conocidas y consiste en limpiar la cavidad creada por la caries y rellenarla de alguno de los materiales adecuados. De este modo, se conserva la anatomía dental ayudando a mantener la estética y la funcionalidad del diente. Un buen empaste asegura una buena masticación.

En definitiva, el empaste es el resultado de colocar un material restaurador para remodelar un diente con caries que ha sufrido una pérdida parcial de su masa. El empaste no solo se realiza en dientes con caries sino también en piezas que tienen malformaciones, golpes u otro tipo de problemas.